QUIROMANCIA



La quiromancia es la adivinación a través de la lectura de las líneas de la mano. El término deriva del griego χείρ (khéir, "mano") y μαντεία (manteía, "adivinación"). Es una rama de la quirología y se centra en el estudio de las líneas y montes que se hallan en las palmas de las manos que, por medio de la observación, revelan supuestamente el perfil psicológico y fisiológico de una persona. Aunque suele ir íntimamente ligada a la adivinación y a las ciencias ocultas, siempre ha existido una cierta aceptación popular. Actualmente es considerada como seudociencia, sin ningún valor científico. Comúnmente, la práctica de la quiromancia se denomina leer la mano o leer las manos, aunque también se conoce como echar, leer o decir la buenaventura.

Se suele decir que en las manos se puede conocer el destino de una persona y adivinar sucesos pasados, presentes y futuros. Si bien no es posible afirmar rotundamente hasta qué nivel de detalle se pueden predecir sucesos, sí que podemos intuir, gracias al perfil psicológico de una persona que supuestamente podríamos observar en sus manos, cómo va a actuar en una situación concreta. Si la relación entre la psicología y la palma de la mano es tan estrecha como los quiromantes aseguran, sería posible que en ella se reflejaran los cambios que la persona es susceptible de padecer a nivel personal, emocional y de comportamiento. Del mismo modo que también se podrían pronosticar enfermedades.
En conexión con la hipótesis científica presentada, el destino que se puede leer en las palmas de las manos representa la predisposición genética: del mismo modo que está comprobado que una persona puede estar predestinada a padecer ciertas patologías en el futuro, también podría ser posible saber cómo evolucionará su comportamiento a lo largo de su vida, aseguran.
Sin embargo resulta más difícil si cabe comprender y explicar de forma científica la premonición de sucesos externos a través de la quiromancia, puesto que ello se aleja de la base genética plausible que sostienen los que practican la quiromancia. Por ejemplo, es a priori científicamente inverosímil el poder asegurar con rotundidad, como hacen algunos quiromantes, qué números de lotería acertaremos a través de nuestras manos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...